giovedì 14 settembre 2017

La Nación
Enemigo de los volantazos, el Episcopado argentino se prepara para una renovación en su conducción, a través del recambio de autoridades que se producirá en noviembre, diez días después de las elecciones nacionales del 22 de octubre. Con dos mandatos ya cumplidos, el arzobispo de Santa Fe, José María Arancedo, no podrá ser reelegido en la presidencia, que ejerce desde fines de 2011. Surgen, así, los nombres del arzobispo de Buenos Aires, cardenal Mario Poli (...)